S&G Seguridad

NOTAS TCNICAS

Cmo disear un sistema de alarma contra robo? 2 parte

¿Cómo diseñar un sistema de alarma contra robo? SEGUNDA PARTE

PROTECCION EXTERIOR

La protección exterior representa para la mayoría de los profesionales que instalan sistemas de seguridad, uno de los problemas más conflictivos a la hora de decidir la mejor opción disponible para cada lugar a proteger.

Las alternativas que hoy nos ofrece el mercado son:

SENSORES INFRARROJOS SIMPLES

SENSORES INFRARROJOS DOBLES

SENSORES DOBLES DE TECNOLOGIA COMBINADA

SENSORES CUADRUPLES DE TECNOLOGIA COMBINADA

BARRERAS INFRARROJAS DE DOBLE HAZ

BARRERAS INFRARROJAS DE CUADRUPLE HAZ

BARRERAS INFRARROJAS MULTI HAZ

BARRERAS DE MICROONDAS

 

Analizaremos las distintas opciones y en qué casos conviene su instalación.

SENSORES INFRARROJOS SIMPLES

Estos tipos de sensores son estanco para intemperie y son más robustos que los modelos diseñados para interior. Cuentan con circuitos de compensación de temperatura, filtros conductivos para evitar interferencias de RF y filtros contra la radiación UV. Algunos modelos tienen la posibilidad de programarlos para que funcionen de día o de noche para lo cual disponen de una fotocélula.
Una distancia promedio de cobertura es de 12 mts x 120°. Cambiando el lente se pueden obtener distintos alcances.
Son aptos para la protección de lugares pequeños y cerrados en sus laterales, tales como patios o quinchos.

SENSORES INFRARROJOS DOBLES

A diferencia de los simples, este tipo de sensor es más confiable en cuanto a la generación de falsas alarmas motivadas por cambios bruscos de temperatura o movimientos indeseados de objetos. Trabajan 2 sensores infrarrojos totalmente separados y sólo cuando ambos detectan se produce la condición de alarma. Como en el caso anterior, disponen de filtros conductivos contra interferencias de RF, contra la radiación UV, reflejos de luz blanca y la función día/noche. Algunos modelos también tienen y la posibilidad de orientar uno de los sensores. De esta manera, si uno de ellos detecta hacia el frente y el otro hacia abajo, se eliminan las posibilidades de falsas alarmas producidas por pequeños animales.
Un detalle importante a tener en cuenta es el contador de pulsos con los que vienen provistos, que en general puede ser por 2 o por 4. El mismo cuenta los saltos de calor que se producen al atravesar las facetas del lente. Cuando un individuo se mueva  frente al sensor, tendrá que recorrer una pequeña distancia para que sea detectado. Cuanto mayor es la cantidad de pulsos programada, mayor será la distancia a recorrer para generar una condición de alarma. En lugares con condiciones ambientales críticas, es conveniente colocar el contador al máximo para evitar falsas alarmas.
Hay modelos duales, que son doble infrarrojo y con dos sensores en oposición. Tienen estrecho ángulo de captación y 12 mts de alcance para cada lado. Permiten una protección efectiva de puertas y ventanas, ya que se comportan como una barrera con las ventajas del sensor infrarrojo.

SENSORES DOBLES DE TECNOLOGIA COMBINADA

Los sensores de doble tecnología o tecnología combinada utilizan dos principios de captación de movimiento diferentes, lo que los hace muy confiables para trabajar en el exterior.
Constan de un sensor infrarrojo pasivo que detecta saltos de temperatura como el descripto anteriormente y un sensor de microondas que trabaja por efecto Doppler. Ambos deben detectar en forma simultánea para dar alarma.
El llamado efecto Doppler se produce cuando una fuente emisora de ondas y un receptor, se mueven uno con respecto al otro. La frecuencia de la onda observada por el receptor es distinta a la emitida por el emisor.
El sensor dispone de una antena emisora y receptora de ondas a una frecuencia aproximada a los 24 GHz y analiza la señal reflejada por el entorno. Cuando la frecuencia reflejada difiere de la emitida porque se produce el movimiento de un objeto dentro de su radio de captación se produce la detección.
De lo expuesto se deduce que sólo si el sensor detecta un cuerpo caliente en movimiento, generará la condición de alarma y accionará el relé.
Algunos fabricantes han desarrollado variaciones de diseño para diversificar su funcionamiento. Una de ellas es que el sensor no detecte mascotas hasta una determinada cantidad de kilos. Se logra procesando la señal y utilizando otro formato de lentes.
Un aspecto también importante a tener en cuenta a la hora de decidir la ubicación de cualquier sensor de movimiento para exterior, es que no debe tener dentro de su campo de detección plantas, árboles u objetos que puedan moverse.
Las hojas de una planta expuesta al sol, al ser sacudidas por el viento pueden simular un cuerpo caliente en movimiento y disparar el sensor. Todos los fabricantes recomiendan colocar los sensores en las condiciones mencionadas, a pesar de que algunos disponen microprocesadores que tienen en cuenta los movimientos oscilantes continuos, para no considerarlos como generadores de alarmas.
Son como los anteriores, estables frente a lluvias y vientos intensos.

SENSORES CUADRUPLES DE TECNOLOGIA COMBINADA

Son de principio de funcionamiento similar a los dobles, pero disponen de doble sensor infrarrojo y doble sensor de microondas lo que aumenta su confiabilidad y disminuye la posibilidad de falsas alarmas.
Su tamaño es más voluminoso que los anteriores y disponen de una cobertura con visera para proteger el lente de los rayos UV directos.
Algunos modelos vienen con la función anti enmascaramiento, que impide la anulación del módulo infrarrojo con materiales aislantes del calor. Detectan cuando se acerca una mano u objeto al sensor y cierran un relé dando información de sabotaje. También pueden dar aviso mediante la operación de un relé de suciedad en el lente de fresnell. Mediante una sencilla limpieza se logra que no disminuya su efectividad. Son muy seguros para trabajar en condiciones climáticas críticas y cuentan con la tecnología de reconocimiento de movimientos oscilantes, pese a lo cual no son recomendables para ser colocados frente a objetos o plantas que se muevan.
Algunas versiones vienen provistas de fábrica con varios tipos de lentes, para ser utilizados según las necesidades de cada aplicación, como ser detección gran angular, de largo alcance, antimascotas, etc.
Es fundamental, como siempre repetimos, la experiencia del instalador para elegir el equipo más adecuado y principalmente su ubicación dentro del predio, lo que determinará una efectiva protección con un mínimo de falsas alarmas.

Continuará.